Masaje con Piedras Calientes

El origen del masaje con piedras calientes

Este tipo de masaje, masaje con piedras calientes, ya la utilizaban los antiguos romanos. A diferencia de hoy en día ellos conseguían el mismo efecto en las termas, tumbándose  sobre mármol frío, después  de un baño bien caliente. También en otras  culturas, como las amerindias, las mujeres usaban las piedras calientes para combatir los dolores menstruales.

¿En qué consiste? 

Existen distintas técnicas de Terapia con Piedras pero las más usada es  la Stone, que es el masaje original con piedras frías y calientes . Consiste en una combinación  del masaje que se realiza, el calor y el poder magnético que transmiten las piedras.

Además aparte de las piedras, se usan aceites ricos en minerales. Esta combinación  aporta energía, oxigena la piel, revitaliza, relaja…

El masaje consiste en masajear con las piedras sobre determinadas zonas  del cuerpo, que son puntos energéticos, como la columna vertebral, el abdomen, la frente…, esto  provoca que se dilaten los vasos sanguíneos y linfáticos y que se estimule la circulación. Luego se aplica aceite y se realiza un masaje terapéutico.

¿Para qué sirve? 

Entre sus muchas utilidades podemos destacar la eliminación de toxinas, aliviar los dolores menstruales y de espalda, reduce el estrés, relaja, ayuda a conciliar el sueño, permite bajar el ritmo respiratorio, regula la presión, ayuda a relajarse …

De conformidad con lo establecido en el Reglamento General de Protección de Datos (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo relativo a al protección de datos, le informamos que todos los datos personales recogidos a través de esta página, serán incluidos en un fichero. Configurar Preferencia de Privacidad
Política de privacidad y cookies